Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

Auxiliar de Enfermería, los 4 roles básicos en el grupo de trabajo

Inicio»Auxiliar de enfermería»Auxiliar de Enfermería, los 4 roles básicos en el grupo de trabajo
  • Auxiliar de Enfermería Madrid

Auxiliar de Enfermería, los 4 roles básicos en el grupo de trabajo

Desde que hace millones de años, una chispa, en algún punto del universo, diera inicio a lo que hoy conocemos como el big bang, los elementos naturales se han ido combinando para dar forma a todo lo que existe. Como si la naturaleza, y su desarrollo, se hubieran puesto un imaginario sombrero de cocinera, los metales dieron paso a la combinación de estos con elementos más básicos como el oxígeno, y de la suma de otros “ingredientes”, fue surgiendo la pangea, que en interacción con el agua dio paso a vidas microscópicas. En un ejercicio de supervivencia y de adaptación esas formas de vida fueron desarrollándose hasta sumar efectivos tanto dentro como fuera del agua, y a partir de ahí, siglos de evolución nos sitúan en la actualidad. Esto, en términos muy, pero que muy resumidos es la explicación de como hemos llegado hasta aquí. La suma de elementos que, puestos en conjunto y funcionando para avanzar, evolucionar y crecer, han construido la realidad en la que vivimos. Usamos este concepto para ilustrar lo que el trabajo en equipo puede conseguir. En términos de cuidado sanitario, no hay quien entienda mejor el concepto de trabajo en equipo que las personas que realizan el Curso de Auxiliar de Enfermería en Madrid, por ejemplo.

El cuidado de pacientes que así lo necesitan es una de las profesiones más nobles y esforzadas que existen. Dedicarse en cuerpo y alma a restaurar la salud de enfermos de diversa gravedad es un trabajo que requiere de la participación de numerosos profesionales, entre ellos el Auxiliar de Enfermería. La creación de grupos de trabajo supone abordar de la mejor y más completa manera posible la potencial mejoría del enfermo, y es de la suma de las características propias de cada individualidad de donde sale la fuerza del conjunto.

El proceso de composición de un grupo de trabajo se basa en asumir que habrá arquetipos que, indiscutiblemente, se van a cumplir. La dinámica del conjunto en sí depende de que cada pieza individual asuma su rol y sume o equilibre lo que otros elementos dejen de sumar. En el caso del ámbito sanitario estos perfiles se dan también y son piezas clave en la consecución del objetivo de todos, curar al enfermo a su cargo.

A continuación, nos proponemos identificar algunos de los roles que se dan en los grupos de trabajo reconocibles en todos los ámbitos profesionales incluido, como no podía ser de otra manera, el sanitario:

– Rol Conductor: Seguramente el que se podría definir como el rol de líder del grupo. Fija metas, modera en las reuniones, se compromete y marca la estrategia de atención al paciente.
– Rol práctico: Asume la tarea que le encomienda el líder. Entra en contacto con el paciente y lleva a cabo la estrategia, de aproximación a la dolencia, establecida en las reuniones, es pragmático.
– Rol de cohesión: Con afán dinamizador anima las reuniones, armoniza grupos e intenta que todos participen, de este modo busca que el ambiente grupal sea el óptimo para hacerlo más efectivo.
– Rol problemático: Completamente contrario al anterior, va por libre y eso hace que sea problemático en la dinámica grupal.

Como en todos los escenarios profesionales, el Auxiliar de Enfermería tiene y debe conocer estos perfiles sociales que se va a encontrar en su vida profesional. De ellos, y de la formación que recibe depende el correcto desempeño de su labor. La adaptación a estos depende de cada persona, en cuanto a la formación en ITEP nos encargamos, como lo hemos hecho durante más de 40 años, de que de nuestras aulas salgan profesionales preparados. Un excelente profesorado y un exigente calendario de prácticas garantizan el intento.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.