Actualmente, es posible que tengamos al alcance de la mano el mayor catálogo audiovisual que ninguna generación anterior haya tenido. Previo pago, plataformas digitales como Netflix, HBO o Amazon Prime, nos sirven en bandeja horas de entretenimiento de todos los tipos habidos y por haber. En una de esas plataformas, Netflix, podemos encontrar un concurso que pone a prueba los límites humanos. El actor mundialmente conocido, Dwayne Johnson, presume de haber producido, co-presentado y ayudado a diseñar las pruebas de “Titan´s Game”. En el programa, personas anónimas, muchas de ellas con una historia detrás, ponen a prueba sus capacidades atléticas en pruebas que para cualquier mortal serían inalcanzables. Levantamientos de peso desorbitados, carreras contrarreloj y enfrentamientos con contrincantes poderosísimos ponen la adrenalina en juego y llevan a los participantes a la extenuación, pero sin haber cejado ni un segundo, hasta que la prueba termina, en el esfuerzo de superar sus límites. Queremos usar este ejemplo como modelo ilustrativo de lo que, estos meses pasados, ha sido la constante en el ámbito sanitarios. Profesionales como las personas que realizan el Curso de Auxiliar de Enfermería en Madrid, por ejemplo, que lo han dado todo, hasta el último gramo de su esfuerzo y buen trabajo, y a los que piden aún más.

Es muy posible que el trabajo que realizan estas y estos profesionales, sea uno de los más infravalorados de los empleos sanitarios. La concepción social que de ellos se tiene no tiene que ver, en gran medida, con la realidad de la profesión. Sólo hace falta pasear por los textos del blog de ITEP al respecto de esta especialidad para comprender los desafíos y los retos a los que el Auxiliar de Enfermería se enfrenta cada día, así como de la convergencia que se da entre esta disciplina y otras del ámbito sanitario.

Esta convergencia de la que hablamos, hace que el trabajo conjunto entre personal de enfermería y auxiliar de ídem haya sido una constante en los meses que ha durado la primera oleada de contagios, ingresos y defunciones por la COVID-19. El ritmo de trabajo en todas las zonas del país ha sido desbordante y ha puesto al límite físico, pero sobre todo psicológico, a los profesionales que han estado dando lo mejor de sí mismos para beneficio de toda la población. Ahora, que pese a que los rebrotes amenazan con echar todo abajo, era el momento perfecto para que estos trabajadores pudieran tomarse un respiro.

Sin embargo, ya son numerosas las comunidades que están haciendo llegar, a su personal sanitario, la propuesta de que renuncien a su descanso vacacional por lo que pudiera pasar. Sobre todo, a partir de septiembre. Cómo no puede ser de otra manera, el colectivo afectado por esta petición ha rechazado de pleno la misma. El cuerpo humano tiene un límite que en este tiempo ha sido alcanzado en estas personas. Si se espera de ellas que rindan tan bien como lo han hecho hasta ahora, o mejor, es necesario apostar por su autocuidado y el desahogo físico y emocional que unos días de descanso brindan.

Desde que ITEP existe, hace ya más de 45 años, la profesión de Auxiliar de Enfermería a estado presente en nuestra evolución como centro formativo. Creemos en las potencialidades que este empleo tiene para ayudar a sanar a las personas. Por ello este año hemos renovado nuestro compromiso para con este ciclo de grado medio asumiendo su enseñanza OFICIAL y redoblando nuestra apuesta por el mismo, incluyendo en nuestro catálogo formativo la modalidad a distancia de la especialidad de Cuidados Auxiliares de Enfermería con gran orgullo.