Llámanos 91 473 24 21 | Acceso Campus

Auxiliar de Enfermería, cuidando a quien bien lo merece

Inicio»Auxiliar de enfermería»Auxiliar de Enfermería, cuidando a quien bien lo merece
  • Auxiliar de Enfermería Madrid

Auxiliar de Enfermería, cuidando a quien bien lo merece

Aún queda una mínima resistencia al cambio. Todavía queda gente que se revela contra lo generalizadamente asumido y mantiene una costumbre que se está perdiendo. Aún hay gente que, además de guardar una copia digital para por si acaso, sigue revelando las fotos como documento de vida material y sólido. Hay un encanto especial en aquello de tocar las fotografías, verlas en modo papel y guardarlas en manera que sean recuerdos de toda una vida. Porque eso es lo que son. Ya sea en papel o en píxeles, las imágenes, al margen de su sentido estético más o menos perseguido, son pequeñas porciones de la historia de cada uno, de su entorno, de sus experiencias y la gente con la que ha compartido su vida. Momentos congelados de existencia que sirven de ancla para que los recuerdos relacionados con ese mismo momento broten. El testimonio de las experiencias vividas con familiares y amigos. Una de las capacidades que tiene este objeto, ya sea material o inmaterial, es recordarnos a los que ya no están y constatar, por esa vía, la necesidad de cuidar a los que sí pero son ya mayores. Es en ese proceso donde las personas que realizan el Curso de Auxiliar de Enfermería en Madrid, por ejemplo, pueden ayudar.

Estamos acostumbrados, en este blog, a hablar de la profesión aproximadamente una vez al mes. Nos gusta, como ya sabéis recalcar el trabajo que realizan estos profesionales, y que tan bien hace para tanto y tantos pacientes que pasan por sus manos. Bien es cierto que, en la mayoría de ocasiones, la labor que hemos recogido que realiza el Auxiliar de Enfermería se circunscribe al ámbito del centro hospitalario, donde ejercen una tarea en muchas ocasiones minimizada y un poco vista por encima del hombro desde la sociedad. Hoy queremos salir del hospital

Los auxiliares de enfermería pertenecen a una tipología de profesionales que están preparados para proteger y cuidar a lo que más queremos. El paso del tiempo es inescrutable y no respeta a nadie. Por eso, las personas que tienen mucha experiencia y vida a su espalda merecen que nos preocupemos en poner los medios que les hagan el día a día más fácil.

La llegada de la tercera suele traer consigo algún tipo de impedimento de movilidad, determinadas dolencias y el requerimiento de una atención cada vez más especializada. En esta tesitura, la familia trata de paliar los momentos y cuidados que necesita, pero la conciliación y el conocimiento puede jugar en contra. En esos casos la asistencia a domicilio y el cuidado por horas puede ser una solución recomendable. El conocimiento profesional de quien ejerce esta profesión, sumado a la posibilidad de que sea en la propia casa de la persona que necesita ayuda son dos argumento poderosos como para recurrir a ella. Para las personas mayores, mantenerse en el entorno que conoce, y en el que está cómoda, es fundamental, puesto que les aleja de la percepción del entorno sanitario que, en ocasiones, desprenden otros escenarios de atención.

Sin duda, esta labor de cuidado y atención a personas mayores en situación de dependencia es de una responsabilidad muy grande. La preparación necesaria se debe ver acompañada por un halo de confiabilidad y de empatía a la altura de las circunstancias. Desde ITEP nos esforzamos por dotar, a las personas que nos escogen para adentrarse en los estudios de Auxiliar de Enfermería, de la primera de las características. Tratamos de aplicar un método basado en la exigencia, el trabajo, el esfuerzo y el aprendizaje, apoyándonos en un reparto equitativo entre la carga teórica y la experiencia práctica de la profesión. 

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.